La naftalina es considerada un plaguicida obsoleto por la Organización Mundial de la Salud. No existe ningún registro de uso doméstico y sanitario con este principio activo registrado en el ISP.

Salud Ambiental