Se puede contraer la infección por este agente al ingerir alimentos de origen marino contaminados (principalmente mariscos), crudos o mal cocidos. Otra alternativa es la ingesta de otros alimentos que hayan adquirido el Vibrio Parahaemolyticus por contaminación cruzada, es decir, durante el proceso de manipulación de alimentos (Ejemplo al utilizar los mismos utensilios de cocina para mariscos y vegetales que se consumen crudos).

Salud Ambiental