En Chile, las notificaciones sólo puede realizarlas un profesional de la salud. Si un paciente sospecha que un producto farmacéutico le está ocasionando una reacción adversa, puede acercarse al médico que le prescribió el medicamento, el químico farmacéutico de la farmacia donde se lo dispensaron u otro profesional que esté a su alcance, y sugerirle que notifique esta sospecha al Instituto de Salud Pública. Más información en: https://www.ispch.cl/anamed/farmacovigilancia/informacion-a-la-comunidad/

Farmacoviligancia